LOGONUEVO0918.png
0

acerca

de

Joyas en vidrio fusionado, plata de ley .925

además de metales como latón y cobre.

Todo empezó como una afición. Hace más de 22 años, allá, en esa hermosa ciudad llamada México DF.

Mi primer amor; La cerámica.  Atraída por los colores y las hermosas artesanías que encontraba a mi paso en cada mercadillo que visitaba, un buen día tomé el camino que conducía a un pequeño taller cerca de mi casa e inicié una aventura que me permitiría "distraerme" mientras mi hijo mayor estaba en la escuela.

A medida que pasaba el tiempo me sumergía en este hermoso arte y tomé la decisión de aprender para enseñar. Fueron muchas capacitaciones, talleres y seminarios los que me llevaron a obtener el titulo de profesora especializada en productos Duncan.  ¡Que orgullo para mi! Y un buen día en el año 2001, encontré a mi gran amor; El vidrio. Para mi fue algo mágico, casi etéreo.  Los colores, su brillo, la transparencia y la sutileza con la que deja pasar la luz.

Me he especializado en esta técnica desde entonces. Talleres y seminarios de capacitación en varios países son los que me permiten utilizar todo lo que he aprendido para inventar y recrear nuevas formas de trabajar el vidrio.

La orfebrería como oficio, llega a mi vida debido a esa misma necesidad de reinventarme.  Concebir una idea y plasmarla en una joya donde puedo integrar el vidrio y el metal es un sueño hecho realidad.

Esa voluntad de probar y experimentar con nuevas técnicas es lo que le da un toque de frescura a cada una de mis piezas, el cual, mezclado con un fuerte conocimiento de las técnicas clásicas, hace que mi trabajo resulte elegante, refinado, exquisito y atrevido.  Como tú, como nosotras.

Betsy Cruz

Me encanta trabajar el vidrio y las recompensas que me da cada vez que estoy en contacto con el.